عربي

 

Imene Khelifi                                                                                                                    Director de Asuntos Árabes                                                                                        Centro de Cooperación Estratégica AICIK


La cooperación árabe-latina se lleva a cabo a través de puentes oficiales (gubernamentales) y no oficiales (no gubernamentales). De forma oficial (gubernamental) está la cooperación a nivel colectivo y bilateral, a través de un grupo de órganos e instituciones interesados, como organizaciones internacionales, comités y consejos de empresarios. A nivel no oficial (no gubernamental) la cooperación es a través del sector privado, instituciones de la sociedad civil, universidades, entre otros; además del importante papel que juegan las comunidades árabes en América Latina como apoyo de puentes de comunicación entre ambas partes.

Cooperación gubernamental.

Como se mencionó anteriormente, la cooperación árabe-latina se lleva a cabo en diversos niveles, ejemplo de ello es la Cumbre América del Sur-Países Árabes (ASPA) la cual se estableció en mayo de 2005,  incluyendo a líderes de 34 países (22 países árabes y 12 países sudamericanos); la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y la Liga de los Estados Árabes.

Esta iniciativa se basó en la propuesta del ex presidente brasileño, Lula da Silva, durante la primera conferencia de la cumbre de jefes de estado árabes y sudamericanos, que tuvo lugar en la ciudad de Brasilia, con el fin de ser un encuentro entre las dos regiones que contribuyó a profundizar en la cooperación, en la seguridad y estabilidad. ASPA es un foro que abarca diversas áreas, tales como: coordinación política, tecnología, protección ambiental, turismo, entre otros campos relacionados en alcanzar el desarrollo sostenible de esta región y contribuir a lograr la paz mundial.

El eje principal de la Cumbre se basa en el siguiente conjunto de principios:

  • Compromiso con las relaciones internacionales multilaterales.
  • Respeto a los principios del derecho internacional.
  • Observancia de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.
  • Desarme y prohibición de la proliferación de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva.
  • Lograr la justicia social y, en particular, la erradicación de la pobreza y el hambre.
  • Conservación del medio ambiente.

Se llevaron a cabo diversas cumbres ASPA. La primera se realizó en Brasilia, Brasil, en mayo de 2005; la segunda en Doha, Qatar, en marzo de 2009; la tercera cumbre estaba programada para realizarse en Lima, Perú, en febrero 2011, pero se pospuso. La última tuvo lugar en Riad, Arabia Saudita, el 10 de noviembre de 2015.

En esta última participaron 21 países árabes y 12 países sudamericanos. Entre los líderes árabes se encontraban el presidente Egipto, el emir de Qatar, el rey de Bahrein y el vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos, junto con los presidentes de Irak, Sudán, Palestina, Mauritania, Djibouti y Somalia. Por el lado latinoamericano, participaron los presidentes de Venezuela y Ecuador. La Cumbre fue alentada con la participación de varias personalidades de alto nivel, funcionarios y empresarios pertenecientes a ambos lados. Lo que fomentó el logro de diversos éxitos en distintos esferas.

El primer ejemplo de ello fue la intensa presencia de los líderes de ambas regiones, en contraste con la Cumbre en Lima de 2012, donde la ausencia de jefes de estado fue el rasgo más destacado de la misma. El segundo fue brindar apoyo político a las causas árabes, como pedir un sistema internacional para proteger a los palestinos y responsabilizar a Israel por el deterioro de la seguridad en la Jerusalén ocupada. Un último ejemplo fue la consolidación de las reglas de comunicación entre el mundo árabe y latino, ya que el acercamiento reflejó similitudes en diversos temas internacionales.

Reuniones conjuntas entre países árabes y países sudamericanos.

En 2005 se llevó a cabo un gran número de reuniones conjuntas entre los países de las dos regiones, las cuales fueron a nivel ministerial cubriendo temas como: cultura, salud, energía, educación, desarrollo, asuntos sociales, medio ambiente y economía.

En cuanto a los niveles de altos funcionarios, se abarcaron las siguientes áreas: ciencia y tecnología, medio ambiente (reuniones del Subcomité de Lucha contra la Desertificación), cultura, educación, economía, comercio. También se trataron temas sobre cuestiones sociales a través de las reuniones de los comités técnicos: el Comité de Cooperación Cultural, el Comité de Cooperación Económica, el Comité de Cooperación Científica, Tecnología y Medio Ambiente y el Comité de Cooperación Social; así como las reuniones ordinarias del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de los países árabes y sudamericanos al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Cooperación en el marco de organizaciones regionales y subregionales.

Además del afán por coordinar posiciones entre los países árabes y los países latinoamericanos, en el marco de la Cumbre de ASPA y las reuniones ministeriales que de ella emanan, existen otros espacios para unir las visiones y posiciones de las dos partes a través de organizaciones regionales y subregionales, tales como:

  • La Organización de Estados Americanos (OEA), que cuenta con 8 países árabes como observadores permanentes (Arabia Saudita, Argelia, Egipto, Líbano, Marruecos, Qatar, Túnez y Yemen).
  • La Alianza del Pacífico (AP), entre sus miembros se encuentran Chile, Perú, Colombia y México como miembros fundadores; además de 49 países como miembros observadores. Entre los países árabes que son observadores se encuentran Marruecos y Egipto.

Está claro que la participación árabe en las agrupaciones regionales y subregionales de América Latina es todavía baja, pero abre el camino a la posibilidad de que nuevos miembros se incorporen a estas agrupaciones en el futuro.

Cooperación en el marco de organismos multilaterales. Cooperación Sur – Sur.

Las posiciones y visiones árabes y latinas se coordinan a través de varios foros internacionales y multilaterales. La mayoría de los países de ambas regiones se integran a estos organismos multilaterales, ya sea como observadores o como miembros plenos; lo que permite una mayor convergencia y entendimiento entre las agendas y prioridades de ambas zonas. Esto se refleja positivamente en los esfuerzos para fortalecer el diálogo regional sobre temas internacionales comunes, por ejemplo:

  • La Organización de Cooperación Islámica tiene como países sudamericanos miembros a Guyana y Surinam. Este último también participa como miembro del Banco Islámico de Desarrollo (BID).
  • El Grupo de los 77, fundado en 1964, representa la mayor organización intergubernamental de países en desarrollo. En la actualidad, incluye a todos los países de América Latina y el Caribe, con excepción de México, así como a la mayoría de países árabes.
  • El Grupo de los 15, por el lado de América Latina y el Caribe se encuentran Argentina, Brasil, Chile, Jamaica, México y Venezuela; en cuanto a los miembros árabes del grupo están Argelia y Egipto.
  • El G20, que es actualmente el principal foro de cooperación internacional en materia económica y financiera internacional, incluye en su membresía a países latinoamericanos, tales como Argentina, Brasil y México; y Arabia Saudita solo del lado árabe.

Cooperación árabe-latina a nivel informal (no gubernamental).

El avance de las relaciones árabe-latinas requiere atención para intensificar los puentes culturales y la participación no gubernamental, dado que no es posible invertir en relaciones internacionales a largo plazo sin los elementos de fortalecimiento social, que son factores de presión suave sobre los países para continuar y consolidar estas relaciones.

Las comunidades árabes en América Latina han desempeñado un papel importante pues han sido un vínculo entre estos países y sus países de origen. Asimismo es necesario considerar el papel que desempeñan el sector privado y las instituciones de la sociedad civil en un sentido amplio dentro de los países de las dos regiones en el desarrollo y fortalecimiento de la cooperación.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound

عربي