عربي

La Cooperación Estratégica entre los países del Consejo de Cooperación del Golfo y los de América Latina comenzó gradualmente a partir de la década de los sesenta, cuando se sostuvo el primer acercamiento entre Arabia Saudita, Venezuela, Irán e Irak; en el cual se estableció la OPEP en 1960, con el objetivo de controlar los precios y la producción del petróleo. En ese mismo año Arabia Saudita abrió su embajada en Argentina. Poco después, en 1964 esas dos regiones participaron en el establecimiento del Grupo de los 77, para defender sus intereses económicos frente a los países del Norte. Desde entonces las dos regiones presentaron un notable desarrollo en sus relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación.

Ante las crisis económicas que llevaron a los países del mundo a recurrir a la política de alianzas y bloques económicos, se duplicó el número de embajadas árabes en América Latina. De igual manera, la existencia de las representaciones diplomáticas latinas en la región árabe aumentó el volumen de intercambio comercial y los acuerdos firmados por los países de ambas regiones en diversos campos de interés común. Además de la celebración de la Cumbre América del Sur-Países Árabes (ASPA), periódicamente oficiada desde 2005, la cual es considerada la piedra angular en la cooperación conjunta, lejos de las alianzas y asociaciones tradicionales con las principales potencias mundiales.

Ambas regiones buscan ampliar el círculo de su cooperación con diversas potencias económicas, con el objetivo de reducir la dependencia económica a los Estados Unidos de América y a la Unión Europea; así como diversificar las fuentes de ingresos y no depender del petróleo, como es el caso de los países del CCG o productos agrícolas y minerales en relación a los de América Latina. Ambos han alcanzado un nivel competitivo en los sectores en los cuales se especializan, principalmente en infraestructura, agricultura, turismo, tecnologías de la información, aviación y la industria automotriz, además del campo de las energías renovables.

América Latina y el Caribe es una región  muy importante geopolíticamente, pues incluye más de 40 países con una población de alrededor de 629 millones de personas; su PIB combinado alcanzó los 5.7 billones de dólares en 2019; y los estados de América Latina recibieron inversión extranjera directa por valor de 184 mil mdd en 2018.

Brasil, la potencia económica más fuerte de esa región, registró un producto interno bruto de 1.8 bdd, mientras que México alcanzó 1.3 bdd, y Argentina obtuvo casi 450.000 mdd.

Por otro lado, la población de los países del Consejo de Cooperación del Golfo alcanzó los 56.9 millones en 2019. Es una de las principales potencias económicas del mundo, pues en términos de producto interno bruto, alcanzó 1.4 billones de dólares. Cabe mencionar el peso económico y financiero de esta región, el cual fue destacado por la adhesión de Arabia Saudita al G20 tras la crisis mundial financiera en 2008; ya que en 2017 el producto interno bruto del Reino de Arabia Saudita representó el 47% del PIB de los países del CCG seguido de Emiratos Árabes Unidos con 26%, Qatar con 12%, Kuwait con 8%, Omán con 5% y Bahréin con 2%.

 

La cooperación árabe-latina comparte varios factores que impulsan las relaciones multilaterales, entre los cuales podemos mencionar:

  • El patrimonio histórico, cultural y humano común, surgido de la gran presencia de ciudadanos latinos de origen árabe que se remonta al siglo XIX.
  • La cooperación de alto nivel desde los años sesenta del siglo XX en el marco de la participación del establecimiento de bloques políticos; tales como el No Alineamiento y el Grupo de los 77.
  • El interés común en desarrollar un clima internacional basado en soluciones pacíficas a los conflictos. Dichos gobiernos piden el fin de la proliferación de armas de destrucción masiva y el fin de la carrera armamentista.
  • El fomentar los mismos principios de política exterior, que incluyen: respeto por la independencia nacional, igualdad entre los estados, el derecho de los pueblos a la autodeterminación, la no injerencia en los asuntos internos de otros países, el respeto por la soberanía y la unidad e integridad territorial de los estados.
  • la mayoría de estos países sufrieron los estragos de la ocupación extranjera y fueron víctimas de conquistas coloniales, por lo que las posturas de los países latinoamericanos hacia los temas de liberación nacional han sido claras y estrictas.
  • Reclaman la necesidad de establecer un orden internacional multipolar, por un lado, y construir un orden económico global más justo, por otro.
  • Demandan la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU y la activación del papel de las Naciones Unidas y sus diversas agencias.
  • Solicitan el reconocimiento del pluralismo internacional y critican la ausencia de representación permanente para África y América Latina en el grupo de miembros permanentes del Consejo de Seguridad.
  • Exigen la adopción de una agenda orientada al desarrollo en la Organización Mundial del Comercio, la reducción de la pobreza y la implementación de los objetivos de desarrollo, que son de interés para todos los países del mundo.
  • Comparten el deseo común de fortalecer las relaciones entre las dos partes, en el marco de la cooperación Sur-Sur, en un intento por mejorar las tendencias independentistas, ampliar las alternativas y opciones de política exterior y estar libre del dominio estadounidense en las capacidades de los países de ambas regiones.

 

Las oportunidades de cooperación que América Latina ofrece a los estados del CCG

  • Abrir nuevos mercados para las exportaciones de petróleo y gas de los países del Consejo de Cooperación del Golfo en los estados latinoamericanos.
  • Explorar las diversas oportunidades de inversión que pueden aprovechar las empresas del CCG en América Latina; principalmente en áreas de particular importancia para ellos como son los sectores de agricultura, servicios financieros, mercados financieros, infraestructura y turismo, así como el sector energético y tecnológico.
  • Fortalecer el plan de los países del CCG encaminado a lograr la seguridad alimentaria y satisfacer las necesidades alimentarias de sus ciudadanos.

 

Las oportunidades de cooperación que el CCG ofrece a América Latina.

  • Asegurar el recurso energético obtenido de los países del CCG, para satisfacer la necesidad creciente del sector industrial, a la luz de la ubicación estratégica de los países del CCG en el mapa energético mundial.
  • Atraer inversiones del Golfo para financiar grandes proyectos en los campos de infraestructura y turismo.
  • Incrementar el intercambio comercial con los países del Consejo de Cooperación del Golfo.
  • Lograr la independencia política y económica a los Estados Unidos de América.

 

 

FUENTES:

https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/44697/8/S1900448_es.pdf

https://www.cepal.org/es/publicaciones/44697-la-inversion-extranjera-directa-america-latina-caribe-2019

https://gccstat.org/images/gccstat/docman/publications/Report-Population_0.pdf

https://gccstat.org/images/gccstat/docman/publications/210-Economic_perforamce_2017.pdf

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound

عربي